TECNOLOGÍA

Ya ensayan un vehículo de carga que puede hacer su trabajo sin conductor

Autor: Infobae

17 Nov 2021

Ya ensayan un vehículo de carga que puede hacer su trabajo sin conductor


Foto Infobae

Mientras los hombres discuten, evalúan y debaten cómo hacer posible una legislación que admita que la movilidad del futuro sea autónoma y no más conducida por personas, la tecnología no puede esperar. O mejor aún, la ciencia especializada en Inteligencia artificial que programan los ingenieros, avanza para que el día que se autoricen los automóviles que lleven a la gente de un punto a otro sin que tengan que intervenir más que para accionar dispositivos de entretenimiento, esté lista para ofrecer la mejor opción.

Parte de ese desarrollo se hace en plantas cerradas como la que se ha diseñado en California para probar el funcionamiento del pequeño auto de reparto de la marca Nuro, o en las calles de Shanghai pero solo en taxis autónomos que se llaman desde una aplicación en un smatphone, desde el cual además se debe desbloquear la puerta para poder subir cuando haya llegado al punto de encuentro.

Tesla y su famoso Autopilot ha sido precursor y todos aseguran que ya tiene desarrollada la conducción autónoma de nivel 4, pero que no la puede ofrecer precisamente porque no hay normas viales ni resguardos legales que deslinden o asignen responsabilidades para casos de accidentes de tránsito.

Y mientras tanto, en todo el mundo se van apreciando algunas de las características que tendrán esos autos algún día, gracias a los sistemas de conducción semiasistida conocidos como ADAS (Advanced Driver Assistance Systems), por los cuales el cerebro que los comanda, puede mantener la distancia y velocidad con otro auto que antecede al propio, alertar una desviación de carril, aplicar frenos de emergencia si se cruza un peatón u otro tipo de vehículo, o detectar cansancio al volante por reacciones lentas y ojos dispersos.

Los radares, sensores y cámaras externas de 360°, son las herramientas que conectan el auto con el entorno, y las conexiones 5G con el resto del planeta, tanto para el automóvil y sus sistemas, como para los ocupantes y sus necesidades.