TECNOLOGÍA

Llaman a denunciar casos de extorsión que se realizan por plataformas digitales

Autor: Telesistemas

09 Jun 2021

Llaman a denunciar casos de extorsión que se realizan por plataformas digitales


Fuente Externa

SANTO DOMINGO.- El titular de la Procuraduría Especializada Contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, Iván Vladimir Féliz Vargas, sostuvo que la extorsión que producen desaprensivos a través de la internet se incrementó en los últimos cinco años con el uso masivo de las redes sociales y destacó la necesidad de denunciar esos casos.

“A veces la gente no denuncia porque hay una cultura de no denunciar en República Dominicana, pero también por la complejidad del tema; no siempre va a ser efectivo porque hay forma de enmascarar tu IP, de esconderla”, indicó. 

No obstante, resaltó que la Procuraduría General de la República y las distintas fiscalías establecidas en todo el país disponen de los mecanismos para investigar las denuncias sobre estos ilícitos, en coordinación con el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Dicat) de la Policía Nacional.  

El procurador de corte llamó a denunciar los casos a través del Dicat, así como de las 35 fiscalías a nivel nacional o a utilizar la Línea Vida de ayuda 1(809) 200-1202 o el correo electrónico lí[email protected]

“Tenemos toda una estructura para recibir las denuncias”, manifestó Féliz Vargas.

El titular del órgano especializado del Ministerio Público habló del tema durante una entrevista en el programa radial La Súper 7 en la mañana. 

Féliz Vargas dijo que las estadísticas de los delitos electrónicos han subido en los últimos meses, debido a que los delincuentes están entendiendo que es más fácil provocar los tipos de fraudes, extorsión y delitos de alta tecnología a través de dispositivos, ya que por esa vía pueden enmascarar su verdadera identidad y también su número de teléfono.

“Es tan fácil como eso, crear un perfil de Facebook, una joven con una foto muy bonita, te manda una invitación, luego esta persona te manda un video que tiene pre hecho para motivarte sexualmente, te pide también que te presentes y que le mandes uno donde se vea tu cara; entonces pasan a un tema que se llama extorsión”, dijo.

“Nosotros, por ejemplo, en los últimos meses, hemos desarticulado bandas que se dedican a esos delitos”, resaltó.

El representante del Ministerio Público explicó que con la pandemia y el uso de los dispositivos electrónicos para la docencia se hace cada vez más fácil crear una cuenta de perfil en una de las plataformas más usadas.

Citó entre los delitos electrónicos que se registran con más frecuencia en República Dominicana el jaqueo, acceso ilícito, clonación de tarjetas y el robo de identidad, así como la difamación e injuria a través de las redes sociales y las plataformas digitales.

Resaltó que muchos usuarios se tornan vulnerables de estafa, porque se creen el cuento de que, del otro lado, con la fotografía, el teléfono y una cédula que suministra la otra persona, ya es suficiente para hacer una transferencia bancaria, en los casos de compras por Internet, por ejemplo. 

Respecto a los casos de menores de edad, expresó que “cuando se publican en las redes sociales fotos de nuestros hijos, el lugar donde estudian y a qué playa van, entonces ya hay una ingeniería social que hacen los ciberdelincuentes y ya tienen toda nuestra información”.

En cuanto al delito de extorsión, Féliz Vargas sostuvo que se está expresando cada vez más en las redes sociales y que trasciende y vulnera las fronteras de los países. “No importa si el usuario de la red social está en República Dominicana o en Estados Unidos, porque hay personas que reciben la invitación, pero se encuentran en España, en Estados Unidos, en cualquier país, pero también aquí en República Dominicana”, dijo. 

Insistió en que la extorsión, que es tan vieja como el ser humano, se ha incrementado a través de las redes sociales en los últimos cuatro o cinco años, debido a que los delincuentes se han dado cuenta de que pueden obtener dinero con facilidad, al tiempo que enmascaran su identidad.