REPORTAJES ESPECIALES

¿Sabías que las primeras mujeres en pintarse los labios fueron las egipcias?

Autor: Marleny Pimentel

25 Jul 2021

¿Sabías que las primeras mujeres en pintarse los labios fueron las egipcias?


Fuente Externa

Las mujeres egipcias que vivieron en la antigüedad también tenían su lado coqueto. Utilizaban una mezcla de ocre rojo y óxido de hierro natural que extendían con un palito sobre su boca. De ese modo, daban color a su aspecto y, sin darse cuenta, creaban uno de los cosméticos más utilizados por las mujeres hasta el día de hoy.

Sensualidad, rudeza, femeneidad, osadía, estilo, son algunos de los conceptos que se asocian al lápiz labial rojo, el emblemático producto cosmético que nunca pasa de moda. Lo hemos visto en Marilyn Monroe, Rihanna, Gwen Stefani y un sinnúmero de celebridades y mujeres comunes.

Aunque actualemente se considera glamoroso, no siempre fue así. La historia de lápiz labial rojo está llena de elementos perturbadores.

Según señala la revista estadounidense Mic, los lápices labiales fueron creados hace miles de años atrás y comenzaron popularizarse a eso del 2.500 A.C. de la mano de la reina sumeria Puabi de Ur, que solía ser representada con los labios rojos. Como la gente se comenzó a dar cuenta que esto daba un aspecto más juvenil, los europeos medievales comenzaron a creer que el lápiz labial rojo podría evitar la muerte .

Pero estaban muy equivocados, se cree que el lápiz labial y el polvo que Isabel se aplicaba todos los días la habría terminado matando, debido a que contenía plomo blanco. Cuando ella murió, se reporta que tenía múltiples capas de este material en su boca.

Tras esto, la popularidad del lápiz labial rojo decayó y comenzó a asociarse a personas con “moral cuestionable” en Reino Unido. En 1770, el Parlamento Británico declaró oficialmente que las mujeres que usaban lápiz labial y seducían hombres, podían ser acusadas de brujería. De hecho se asumía que el lápiz labial rojo, sólo era para mujeres “de la noche”.

Sin embargo, en Francia la cosa era diferente. Allí, se animaba a las mujeres de clase alta a usar lápiz labial rojo, ya que las mujeres que no usaban maquillaje fueron vistas como campesinas y prostitutas.