INTERNACIONALES

Tribunal de Seúl rechaza demanda de esclavitud sexual contra Tokio

Autor: Jose Tejeda

21 Apr 2021

Tribunal de Seúl rechaza demanda de esclavitud sexual contra Tokio


Fuente Externa

Un tribunal surcoreano rechazó el miércoles una denuncia de víctimas de esclavitud sexual japonesa en tiempos de guerra y sus familiares que buscaban una compensación del gobierno de Japón.

El Tribunal de Distrito Central de Seúl basó su decisión en consideraciones diplomáticas y principios del derecho internacional que otorgan a los países inmunidad de la jurisdicción de tribunales extranjeros. Esto pareció alinearse con la posición mantenida por Tokio, que boicoteó los procedimientos judiciales e insiste en que todos los problemas de compensación durante la guerra se resolvieron en virtud de un tratado de 1965 que normaliza las relaciones entre las dos naciones.

Los activistas que representan a las víctimas de la esclavitud sexual denunciaron la decisión y dijeron que el Tribunal del Distrito Central de Seúl estaba ignorando su lucha por restaurar el honor y la dignidad de las mujeres. Dijeron en un comunicado que los demandantes apelarían.

No quedó claro de inmediato cómo afectaría el fallo a las relaciones entre los aliados estadounidenses separados. Su enemistad se intensificó en público durante años por problemas derivados de la brutal ocupación japonesa de Corea hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, antes de recibir presión de la administración Biden para enmendar los lazos y coordinar la acción frente a las amenazas de China y Corea del Norte.

El secretario jefe del gabinete japonés, Katunobu Kato, señaló que la decisión estaba en conflicto con un fallo anterior en un caso separado que encontró al gobierno japonés responsable de compensar a las víctimas de la esclavitud sexual.

Kato dijo que no comentaría sobre el nuevo fallo antes de examinar los detalles más de cerca, pero agregó que la postura de Tokio sobre el tema de la esclavitud sexual permanece sin cambios. Dijo que el fallo anterior violaba el derecho internacional y era inaceptable.

"Japón sigue pidiendo enérgicamente a Corea del Sur que tome las medidas adecuadas para corregir el estado de violación internacional", dijo.

Los 20 demandantes, que demandaron al gobierno japonés en 2016, incluyen a cuatro mujeres que fueron obligadas a trabajar en burdeles militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial y familiares de otras mujeres que murieron desde entonces.

El tribunal dijo que el derecho internacional y los fallos anteriores de la Corte Suprema de Corea del Sur dejan en claro que los gobiernos extranjeros deben ser inmunes a las demandas por daños civiles con respecto a su soberanía.

"Si vamos en contra de los (principios) del derecho internacional consuetudinario actual con respecto a la inmunidad de los estados y negamos la inmunidad al acusado, un enfrentamiento diplomático con el acusado será inevitable después del veredicto y el proceso para ejecutarlo por la fuerza", dijo el tribunal .

El tribunal también señaló que los países nunca se retiraron oficialmente de un acuerdo de 2015 que intentaba resolver su largo estancamiento sobre el tema, y que algunas víctimas coreanas aceptaron pagos de una fundación financiada por Japón creada por el acuerdo. Esto muestra que es posible que los países resuelvan su disputa diplomáticamente, dijo el tribunal.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur dijo que no haría comentarios específicos sobre el fallo del miércoles antes de analizar sus detalles. El ministerio instó a Japón a actuar de acuerdo con sus disculpas pasadas, incluida una declaración histórica de 1993 en la que reconoció por primera vez haber obligado a las mujeres a ingresar en burdeles militares.

Uno de los demandantes, Lee Yong-soo, de 92 años, ha estado haciendo campaña para que Corea del Sur y Japón resuelvan el problema de la esclavitud sexual buscando un fallo de la Corte Internacional de Justicia de la ONU.

Ella dice que ha quedado claro que el problema no se puede resolver a través de conversaciones bilaterales o fallos de los tribunales surcoreanos que han sido rechazados repetidamente por el gobierno japonés, y que la fricción entre los gobiernos ha dañado las amistades entre civiles.

"Independientemente del veredicto, iremos a la Corte Internacional de Justicia", dijo a los periodistas tras el fallo del miércoles.

El mismo tribunal, en un fallo en gran parte simbólico en enero, pidió al gobierno japonés que entregue 100 millones de wones (89.000 dólares) cada uno a un grupo separado de 12 mujeres que demandaron en 2013 por su sufrimiento como esclavas sexuales durante la guerra.

Decenas de miles de mujeres en Asia y el Pacífico ocupadas por los japoneses fueron trasladadas a burdeles de primera línea utilizados por el ejército japonés. Unas 240 mujeres surcoreanas se registraron ante el gobierno como víctimas de esclavitud sexual por parte del ejército japonés en tiempos de guerra, de las cuales solo 15 siguen vivas.

Japón insiste en que los problemas de compensación se resolvieron en virtud del tratado de 1965, en el que Tokio proporcionó $ 500 millones en asistencia económica a Seúl.

Amnistía Internacional, en un comunicado, calificó el fallo del miércoles como una "gran decepción que no logra hacer justicia a los sobrevivientes restantes de este sistema de esclavitud militar y a quienes sufrieron estas atrocidades antes y durante la Segunda Guerra Mundial pero ya habían fallecido, así como a sus familias". . "

Refiriéndose al fallo judicial de enero, Arnold Fang, investigador de Amnistía Internacional sobre el este de Asia, dijo: "Lo que fue una victoria histórica para los sobrevivientes después de una espera demasiado larga ahora está siendo cuestionado nuevamente".

El acuerdo de 2015 fue muy impopular entre los surcoreanos, que acusaron a Tokio de intentar silenciar a las víctimas con dinero. Después de asumir el cargo en 2017, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo que el acuerdo negociado por su predecesor conservador carecía de legitimidad porque los funcionarios no se comunicaron adecuadamente con las víctimas antes de llegar a él y tomaron medidas para disolver la fundación financiada por Japón.

En un importante cambio de tono, Moon dijo en una conferencia de prensa en enero que reconoce el acuerdo de 2015 como un acuerdo válido entre gobiernos. También describió el fallo de ese mes sobre los sobrevivientes de la esclavitud sexual como "honestamente un desarrollo que complica" los esfuerzos de Seúl por mejorar las relaciones bilaterales.

Algunos analistas dicen que Moon pudo haber sentido que la presión estadounidense para reconciliarse con Japón estaba llegando y quería aparecer como un aliado razonable al extender a Tokio una rama de olivo. En un discurso el mes pasado, Moon dijo que su gobierno estaba ansioso por construir lazos "orientados al futuro" con Tokio.

El presidente Joe Biden ha estado intensificando los esfuerzos para reforzar la cooperación tripartita con los aliados regionales de Estados Unidos, que declinó bajo el enfoque de "Estados Unidos primero" del expresidente Donald Trump, para coordinar acciones frente a la creciente influencia de China y la amenaza nuclear de Corea del Norte.

Además del impasse sobre la esclavitud sexual, Corea del Sur y Japón se han enfrentado por fallos judiciales de Corea del Sur que pedían que las empresas japonesas compensaran a los coreanos que se vieron obligados a trabajar en fábricas japonesas durante la guerra.