INTERNACIONALES

Sube el número de pruebas del virus ante auge de casos

Autor: AP

29 Jun 2020

Sube el número de pruebas del virus ante auge de casos


Foto AP

Gobiernos de todo el mundo aumentaban el número de pruebas diagnósticas y estudiaban con recelo sus próximos pasos, mientras el número de nuevos casos confirmados de coronavirus seguía subiendo este lunes en muchos países.

India reportó hoy 20.000 casos nuevos,, Estados Unidos reportó más de 40.000 nuevos contagios por tercer día seguido.

Conforme subían los contagios a la par con la temperatura veraniega en el Hemisferio Norte, muchos gobiernos redoblaban los esfuerzos por hacer pruebas y barajaban medidas más agresivas como nuevas cuarentenas para combatir la reaparición de focos de infección.

Los 20.000 nuevos casos en India fijaron otro récord diario. Varios estados restauraron las cuarentenas parciales o completas después de que el total acumulado de casos subiera en casi 100.000 personas en una semana, a 548.318 personas.

Aunque algunos estados han endurecido sus restricciones, en las regiones más afectadas -Maharashtra, que incluye la capital financiera india, Mumbai; y Delhi, donde está capital federal de Nueva Delhi- la mayoría de las restricciones se han levantado, con restaurantes, centros comerciales y parques reabiertos, y autobuses públicos y servicios de autos compartidos de nuevo en marcha.

Estados Unidos, el país más afectado del mundo, reportó 42.600 casos nuevos el sábado, para sumar un total 2,5 millones, o una cuarta parte de los 10 millones de contagios confirmados en todo el mundo, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins. Los expertos creen que las cifras reales, tanto en Estados Unidos como a nivel global son probablemente mucho más altas, debido al gran número de casos asintomáticos que parece haber y a las complicaciones de hacer pruebas diagnósticas.

Las playas volvían a cerrar y los grifos de cerveza dejaban de funcionar en Florida, Texas y otros estados que dieron marcha atrás en su reapertura, ordenando el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos y el cierre de bares y restaurantes con la esperanza de frenar un repunte de los casos.

Casi 8,3 millones de los 21 millones de habitantes de la capital china han pasado análisis en las últimas semanas después de un brote centrado en un mercado mayorista. El país reportó 12 casos nuevos el lunes, siete de ellos en Beijing, menos de la mitad que el día anterior, según la Comisión Nacional de Salud.

Las autoridades surcoreanas reportaron 47 casos nuevos mientras luchaban por frenar brotes que se han expandido desde Seúl a otras regiones.

Un gran despliegue de pruebas diagnósticas y rastreo de contacto ayudó a contener el brote inicial en Corea del Sur, cuando se detectaban cientos de casos diarios a finales de febrero y principios de marzo. La mayoría de esos casos estaban en la zona en torno a la ciudad de Daegu, muchos asociados a una congregación religiosa con miles de miembros.

Identificar los contagios locales en la zona metropolitana de Seúl, hogar de aproximadamente la mitad de los 51 millones de habitantes del país, ha resultado ser más difícil.

Las autoridades sanitarias utilizaban una prueba basada en la saliva para detectar el virus en la segunda ciudad de Australia, Melbourne, en el estado de Victoria, donde la enfermedad se expandía a una velocidad alarmante.

La ministra de Salud de Victoria, Jenny Mikakos, dijo el lunes que 75 personas habían dado positivo en el estado en las últimas 24 horas, elevando el total de casos a 2.099.

Brett Sutton, responsable de salud de Victoria, dijo que el brote podría salirse de control al levantarse las restricciones en otras partes del país.

En Filipinas se criticó a las autoridades locales por permitir un desfile callejero en la localidad de Basak, en Cebú, durante un evento religioso por San Juan pese a las prohibiciones contra las aglomeraciones. Filipinas sigue siendo uno de los países más afectados del Sureste Asiático con más de 35.000 infecciones y 1.244 muertes.

Algunos gobiernos presionaban para restablecer los viajes entre países donde los brotes parecían controlados, aunque el paisaje cambiante de la pandemia apuntaba a que el proceso podría ser complicado y sujeto a cambios.

La Unión Europea preparaba una lista de 15 países cuyos ciudadanos podrían visitar el bloque a partir del miércoles., explicó la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, a la emisora de radio SER.

El repunte de casos en Estados Unidos implica que los estadounidenses podrían no entrar en la lista. González Laya dijo que los países se elegirían en función de la situación del virus y de la fiabilidad de sus datos.

“No es un ejercicio para ser simpático o antipático para otros países. Es un ejercicio de autorresponsabilidad”, dijo. La ministra confirmó que España abriría sus fronteras con Portugal pese al aumento de las infecciones allí.

Los viajeros en el aeropuerto de Fráncfort, el más grande de Alemania e importante núcleo de conexiones, podrán hacerse pruebas en el lugar antes de salir del aeropuerto, después de que la aerolínea alemana Lufthansa y la firma de investigación médica Centogene abrieran un centro de análisis el lunes.

Los resultados de las pruebas rápidas estarán en entre dos y tres horas, a un precio de 139 euros (156 dólares). Las pruebas normales, con resultados en entre seis y 12 horas -recomendadas para viajeros que puedan hacerse la prueba el día antes de salir- cuestan 59 euros (52 dólares).

Por su parte, las autoridades de aviación civil en Emiratos Árabes Unidos anunciaron que habían suspendido todos los vuelos a Pakistán hasta que pudiera establecerse un “laboratorio especial” para realizar pruebas del virus para viajeros que fueran del país a EAU.

Pakistán reanudó los viajes internacionales este mes, pese a las críticas de que las precauciones en los aeropuertos eran limitadas e ineficaces. Medios paquistaníes informaron la semana pasada de que 27 pasajeros llegados desde Pakistán habían dado positivo en COVID-19 al llegar a Hong Kong. Habían hecho escala en Emiratos.