INTERNACIONALES

Lorena pierde fuerza de huracán tras rozar tierra en México

Autor: AP

19 Sep 2019

Lorena pierde fuerza de huracán tras rozar tierra en México

Los efectos de la tormenta Imelda en Patton Village, Texas, el 19 de septiembre del 2019. Brett Coomer/Houston Chronicle via AP
Foto AP

MIAMI (AP) — La tormenta Lorena perdió la categoría de huracán el jueves después de rozar las costas de México cerca de Puerto Vallarta, aunque podría recuperar fuerza en su trayecto hacia el extremo de la Península de Baja California la noche del viernes.

El vórtice de la tormenta tocó tierra durante la noche en el estado de Colima, azotando palmeras con fuertes vientos y lluvias torrenciales en toda la zona.

El gobernador de Colima José Ignacio Peralta publicó en Twitter un video en el que se ve un camino parcialmente destruido en la localidad de La Central, y otro en el que se ve un deslave que bloqueaba parcialmente una carretera.

La tormenta inundó calles y provocó pequeños deslaves en 10 municipalidades. Decenas de árboles fueron derribados y se registraron apagones en algunas zonas.

El agua superó las riberas de un arroyo durante la noche e inundó algunas residencias en el puerto de Manzanillo, en donde 21 personas se refugiaron en un albergue temporal instalado en una escuela, de acuerdo al mandatario estatal.

“Se realizaron 3 rescates de personas; lo más importante es que no hay pérdida de vidas”, informó Peralta vía Twitter.

En una conferencia de prensa posterior, Peralta dijo que cayeron casi 20 centímetros (8 pulgadas) de lluvia en poco menos de 24 horas, y que más de 3.000 hectáreas (7.400 acres) de cultivos, como plátano y papaya, fueron dañados en el estado.

La tarde del jueves, Lorena tenía vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (70 mph) y su vórtice se ubica unos 330 kilómetros (205 millas) al este-sureste de Cabo San Lucas. La tormenta se mueve al noroeste a 20 km/h (13 mph).

Los meteorólogos indicaron que podría haber entre 12,5 y 25 centímetros (5 y 10 pulgadas) de lluvia en algunas partes de la región. Las autoridades mexicanas expresaron su preocupación de que en zonas del sur del país en donde no ha habido muchas precipitaciones, se registren inundaciones y deslaves a causa de las lluvias torrenciales.

En Los Cabos, las autoridades informaron que las escuelas permanecerán cerradas el viernes.

Otra tormenta tropical, Mario, avanza hacia el norte por el Pacífico varios cientos de kilómetros mar adentro. Se ubica a unos 730 kilómetros (455 millas) al sur-suroeste del extremo sur de la Península de Baja California, con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora (65 mph).

En Texas y Luisiana, los remanentes de la depresión tropical Imelda seguían arrojando agua y causando inundaciones. Los meteorólogos advirtieron que Imelda podría dejar hasta 90 centímetros (35 pulgadas) de precipitaciones en algunas zonas de Texas hasta el viernes.

En la localidad de Winnie, Texas, ubicada unos 95 kilómetros (60 millas) al este de Houston, un hospital fue evacuado y varias casas y negocios resultaron inundados.

En otra parte de la región del Atlántico, la trayectoria Jerry se fortaleció a categoría de huracán y describe una trayectoria que podría llevarlo cerca de las Islas de Sotavento el viernes y al norte de Puerto Rico para el sábado.

Jerry tenía vientos máximos sostenidos de 140 km/h (85 mph) y se ubicaba unos 700 kilómetros (435 millas) al este de las Islas de Sotavento. Se movía con rumbo oeste-noroeste a 26 km/h (16 mph).

En tanto, el huracán Humberto desprendió techos, derribó árboles y provocó apagones a su paso por Bermuda. Sin embargo, las autoridades no reportaron decesos a causa de la tormenta de categoría 3.

“Resistimos y todos están a salvo”, dijo el primer ministro del territorio británico, David Burt. “Eso es lo más importante”.

El ministro de Seguridad Wayne Caines dijo que hacia el mediodía del jueves ya se había restaurado el servicio eléctrico para la mayoría de los consumidores y las cuadrillas comenzaron a despejar los caminos de cables dañados a causa del huracán, que contaba con vientos de 195 km/h (120 mph) al momento de su aproximación más cercana a la isla la noche del miércoles.

Caines dijo que las oficinas de gobierno reanudarían operaciones el viernes, aunque las escuelas permanecerían cerradas.

“El país se recupera y la buena noticia es que nadie perdió la vida”, dijo.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos señaló que Humberto aún causaría fuertes oleajes en las Bermudas y en la costa este de Estados Unidos.

La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 165 km/h (105 mph), y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden por 610 kilómetros (380 millas), cubriendo una enorme extensión oceánica. El vórtice de Humberto se centra a 885 kilómetros (550 millas) al noreste de Bermudas y se mueve hacia el noroeste a 39 km/h (24 mph).