FÚTBOL

Alemania, eliminada del Mundial al caer 2-0 ante Surcorea

Autor: AP

27 Jun 2018

Alemania, eliminada del Mundial al caer 2-0 ante Surcorea


Foto AP

KAZÁN, Rusia (AP) — Alemania cayó víctima de la maldición del campeón.

La Copa del Mundo se quedó el miércoles sin el cuatro veces monarca, cuando la selección alemana sucumbió 2-0 ante Corea del Sur y se despidió del torneo a las primeras de cambio.

Se trata de la cuarta vez en las últimas cinco ediciones que el campeón defensor del Mundial naufraga en la fase de grupos.

El hundimiento alemán se concretó al encajar dos goles en los descuentos cuando le bastaba ganar 1-0 dado el resultado en el otro partido de su grupo, una goleada de 3-0 que Suecia le propinó a México.

Su segunda derrota en Rusia 2018 hundió a Alemania en el fondo del Grupo F, donde Suecia y México se instalaron en los octavos de final. Pese a la victoria, Corea del Sur quedó eliminada.

Es la primera vez que Alemania no sortea la primera ronda de un Mundial desde 1938.

“Es muy, muy difícil expresarlo en palabras. Creímos que hasta el final del partido, incluso cuando estábamos abajo 1-0, podríamos darle la vuelta”, dijo el defensor Mats Hummels.

Cuando se jugaba el tercer minuto de descuento, Kim Young-won se hizo de una pelota mal rechazada tras un tiro de esquina y fusiló al arquero Manuel Neuer, aunque el árbitro asistente levantó la bandera del fuera de lugar. La jugada fue al videoarbitraje y se dio por válido el tanto.

Seguidamente, en el sexto minuto, un contragolpe que encontró solo al capitán Son Heung-min fue más que suficiente para que el delantero, con arco vacío porque Neuer estaba adelantado, solo la empujase para el segundo y sentenciar la caída del monarca.

“Merecíamos ser eliminados”, señaló el entrenador de Alemania, Joachim Loew. “Para nosotros, esto es una gran decepción. Pero tenemos jugadores jóvenes que son talentosos y tienen el potencial para seguir adelante. Le sucedió a otras naciones antes, necesitamos sacar las conclusiones correctas de lo que ha pasado”.

Alemania corre la misma suerte de España hace cuatro años, cuando la selección campeona en Sudáfrica 2010 no pudo sortear la primera ronda del Mundial de Brasil. Francia en 2002 e Italia en 2010 fueron los otros campeones vigentes en capitular en la fase de grupos.

El equipo de Joachim Loew llegó al partido con la obligación de ganar con dos o más goles de diferencia en una zona en la que ninguno había asegurado el pasaje.

Loew había cambiado su alineación para venir con una mezcla de experiencia y juventud. Llamó a Sami Khedira, Hummels y Mesut Ozil y al nuevo fichaje del Bayern Leon Goretzka y Niklas Suele, quien hizo su primera aparición en la Copa Mundial como reemplazo de Jerome Boateng.

Alemania tuvo un comienzo nervioso, jugando más lento de lo normal para evitar ser vulnerable en el descanso. Pero la estrategia no tuvo mucho éxito en la primera mitad.

Incluso Neuer atajó la oportunidad más clara del encuentro hasta ese momento, al desviar un potente disparo de fuera del área por parte de Jung Woo-young, que el conjunto surcoreano no pudo concretar en el contrarremate.

Alemania generó la más clara ocasión arrancando el complemento cuando el lateral derecho Joshua Kimmich se colocó al borde del área y cruzó el balón para el Goretzka sin marca, pero su frentazo a un ángulo fue rechazado con una mano por el arquero Jo Hyeon-woo.

Los alemanes continuaron martillando zona rival, pero con un Ozil con pocas luces y cuyas asistencias al área terminaban neutralizadas una y otra vez por la defensa surcoreana.

Al final se dio un resultado que no estaba en los pronósticos de nadie, menos después del despliegue de voluntad que le había metido Alemania para ganar un épico partido a Suecia por 2-1 en la fecha anterior.

El revés alemán le sirvió a México, que se clasificó como segundo del grupo tras caer en el otro partido de la llave. Suecia terminó primera.

Corea del Sur labró su victoria en los minutos de descuentos del segundo tiempo, después de defenderse durante buena parte del partido ante las incesantes llegadas de los alemanes.

Minutos antes, Alemania tuvo para cantar el primero nuevamente pero un cabezazo de Mario Gomez a centro de Oezil se fue abierto pese a tener el arco a su disposición. Con la goleada sueca en el otro partido de la llave, los alemanes se hubiesen metido a la segunda ronda con una victoria por la mínima.

Sin embargo, la Alemania dirigida por Loew _que humilló al anfitrión Brasil con una goleada y le ganó a Argentina por 1-0 en la final de hace cuatro años_ se despidió desdibujada de Rusia.