INTERNACIONALES

Autoridades venezolanas anuncian liberación de 43 personas

Las autoridades venezolanas anunciaron el miércoles la excarcelación de 43 personas, entre ellas algunos opositores.

Autor: AP

13 Jun 2018


Fuente externa

CARACAS (AP) — Las autoridades venezolanas anunciaron el miércoles la excarcelación de 43 personas, entre ellas algunos opositores, en la continuación del plan de liberaciones masivas que acordó a inicios de mes el presidente Nicolás Maduro en un intento por aplacar las tensiones con los sectores adversos al gobierno.

El grupo se sumó a los más de 80 presos que han sido liberados en las últimas dos semanas, de los cuales unos 53 son presos políticos, según estimaciones de activistas de derechos humanos.

El fiscal general designado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, anunció la liberación de los presos durante un acto en la Cancillería. Dijo que se trataba de 40 personas aunque luego el número se ajustó a 43. Con eso se eleva a más de 200 la cifra de excarcelaciones en los últimos seis meses, precisó el funcionario.

“Hemos culminado esta etapa tan importante en aras del gran diálogo nacional, en aras del recuentro entre todos los venezolanos”, expresó la presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez.

Las liberaciones fueron aplaudidas por el dirigente y diputado opositor Jorge Millán quien dijo a la prensa que la coalición opositora celebra que sean excarcelados presos políticos que han comprometido sus vidas por el cambio en Venezuela.

Activistas de derechos humanos han criticado el proceso alegando que muchos de los presos políticos no recibieron libertad plena y están obligados a presentarse periódicamente en tribunales y no pueden salir del país ni ofrecer declaraciones a los medios ni en las redes sociales. Asimismo, los activistas sostienen que en los últimos días han sido detenidos otros opositores y militares señalados de promover supuestos complots, con lo que la cifra de presos políticos se ubica alrededor de unos 300.

Entre los presos liberados en los primeros días de junio están el exalcalde opositor de la ciudad suroccidental de San Cristóbal, Daniel Ceballos, los diputados suplentes Gilber Caro y Renzo Prieto, y Raúl Emilio Baduel, hijo del exministro de Defensa, general retirado Raúl Isaías Baduel, quien aún permanece detenido en una de las sedes capitalinas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, la policía política.

Caro y el hijo del exministro fueron excarcelados el 3 de junio.

Las autoridades sostienen que las excarcelaciones forman parte de un proceso de “reconciliación nacional” que activó Maduro tras su reelección el 20 de mayo, mientras activistas de derechos humanos y opositores señalan al mandatario de utilizar las liberaciones para mejorar su imagen ante los cuestionamientos que surgieron contra las elecciones presidenciales que fueron desconocidas por la mayoría de los países miembros de la Organización de los Estados Americanos y rechazadas por la Unión Europea.

Maduro enfrenta los cuestionamientos a su gobierno en medio de una crisis económica y social que tiende a profundizarse ante la hiperinflación, la creciente escasez de alimentos y medicinas, la caída de la producción petrolera, que es la principal fuente de ingresos del país, y los problemas financieros de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Tras siete meses de hiperinflación, la Asamblea Nacional -que es controlada por la oposición- estima que en mayo se alcanzó una tasa anualizada de 24.571% y que los precios crecieron a un ritmo diario de 2,4%.

Las dificultades económicas también han desatado una crisis social y problemas de salud entre los venezolanos, reveló un informe que difundió el miércoles la organización humanitaria Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos que señala que en 2017 nueve de cada 10 venezolanos no pudieron pagar su alimentación diaria y 8,2 millones de personas ingirieron dos o menos comidas al día. El estudio indica que hay una emergencia en el sector de la salud que se evidencia en la aparición el año pasado de nuevas epidemias con 1.040 casos de difteria, 773 de sarampión y 400.000 casos de malaria.