ESPECTÁCULO

Una operación de corazón impedirá al padre de Meghan Markle asistir a la boda

Autor: El País

16 May 2018

Príncipe Harry su prometida
Foto: Archivo

Parece que definitivamente Meghan Markle no irá del brazo de su padre al altar en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor el próximo 19 de mayo. Su progenitor, Thomas Markle, anunció el lunes que no acudiría a la boda de su hija con el príncipe Enrique. Al día siguiente, cambió de opinión y dijo que sí iría. Ahora, en un nuevo giro de este drama familiar que ha ensombrecido la ceremonia, Markle, que sufrió un ataque al corazón hace una semana, ha confirmado que no va a viajar a Londres y ha revelado que la causa es que se va a someter a una cirugía cardíaca esta misma semana. En el trasfondo de la ausencia de este padrino fluctuante está el escándalo por la venta de unas fotografías en las que se prueba trajes para el enlace.

Thomas Markle, que se ha convertido en el inesperado protagonista de la boda real, ha explicado al portal de cotilleos TMZ que mañana miércoles a primera hora será operado para "destapar [arterias], reparar daños e instalar un 'stent". Markle, que sufrió el infarto poco después de la controvertida sesión de fotos que concedió a un paparazzi, había dicho tan solo horas, también a TMZ, que pese a su delicado estado estaba buscando autorización médica para viajar a Inglaterra y asistir a la ceremonia de este sábado en el castillo de Windsord.

“Odio la idea de perderme uno de los mejores momentos de la historia y de llevar a mi hija al altar”, dijo a TZM. Pero el lunes sintió un dolor en el pecho, acudió al hospital el martes y las pruebas que le realizaron determinaron que tiene que ser operado. Con la cirugía, que no ha precisado dónde se realizará —vive en Rosarito Beach, México, donde fue hospitalizado tras sufrir el ataque—, se vuelve a abrir el interrogante a tan solo tres días de la boda de quién llevará a Meghan hasta el altar en una ceremonia que se verá en televisión por medio mundo y que llenará las calles de la ciudad inglesa.

El palacio de Kensington dijo el lunes por la noche que la futura integrante de la familia real atravesaba "un momento profundamente personal", sin dar mayores detalles. "La novia y el príncipe Enrique piden de nuevo que la comprensión y respeto por ellos se aplique también a Thomas Markle en esta situación complicada”, añadía el comunicado.